¿Qué posibilidades hay de que mi bebé tenga ojos verdes?

Introducción

La genética es uno de los temas más fascinantes cuando hablamos de la vida y de cómo nacen los seres humanos con características diferentes. La teoría más popular en cuanto al color de los ojos sostiene que es una cuestión que se deriva de los genes heredados de los progenitores, sin embargo, en ciertos casos puede haber variantes que influyen en el resultado del color final. En este artículo hablaremos acerca de las posibilidades que existen de que un bebé tenga ojos verdes.

¿Cómo se define el color de ojos?

Antes de entrar en detalles acerca de la posibilidad de que un bebé pueda tener ojos verdes, es importante comprender cómo se determina el color de ojos. El color del ojo está determinado por la cantidad y distribución de melanina en la pupila y el iris del ojo. Las personas con más melanina tendrán ojos más oscuros, mientras que las personas con menos melanina tendrán ojos más claros.

Genética del color de ojos

La teoría sobre la herencia de la coloración de los ojos es relativamente sencilla. Se sabe que nuestros genes determinan la cantidad de pigmentación que nuestros ojos desarrollan. Si ambos progenitores tienen los ojos azules, es probable que sus hijos también los tengan. Por otro lado, alguien que reciba un cromosoma que porte el gen de ojos marrones de ambos padres, también tendrá ojos marrones.

Posibilidades de que un bebé tenga ojos verdes

La genética del color de ojos puede comprenderse mejor conociendo los genes que intervienen en su determinación. El gen que controla el color de los ojos es un autosoma, lo que significa que tanto hombres como mujeres tienen la misma probabilidad de heredar un alelo. Cada ser humano lleva dos alelos de cada gen, uno de cada padre. Si estos alelos son diferentes, uno será dominante y el otro recesivo.

En los ojos verdes la cantidad de melanina es muy poca, lo que hace que el iris parezca de un tono verdoso. Los alelos que determinan el color de los ojos se llaman EYCL1 y EYCL2. Los ojos verdes son raros en todo el mundo, compuestos precisamente por una combinación de alelos que no es tan común. Esta combinación podría darse en cualquier hombre o mujer de ascendencia europea.

Cuando papá o mamá tienen ojos verdes

Cuando uno de los padres tiene ojos verdes, las posibilidades de que el bebé también los tenga, son altas. Si el papá tiene ojos verdes y la mamá tiene ojos azules o marrones, el bebé tiene una probabilidad del 50% de heredar ojos verdes. Si la mamá tiene ojos verdes y el papá tiene ojos marrones, el bebé tendría de nuevo una probabilidad del 50% de tener ojos verdes.

Cuando la familia tiene ojos verdes

Si existe una historia familiar de ojos verdes, entonces es probable que los genes de los ojos verdes sean más comunes en la familia. En este caso, los padres podrían tener ojos azules o marrones, pero ambos transmitirían los alelos recesivos necesarios para que su hijo tenga ojos verdes.

Existen algunos otros factores

Sin embargo, hay otros factores que podrían influir en el color de ojos de un bebé. Por ejemplo, es posible que el color de los ojos de un bebé cambie con el tiempo, especialmente durante el primer año después del nacimiento. El color definitivo de los ojos de un bebé se establece después de que su cuerpo haya producido suficiente melanina para cubrir el iris del ojo por completo.

Conclusiones

En conclusión, la genética es un tema fascinante y es algo que nos puede dar muchas sorpresas. Si bien es cierto que hay ciertas posibilidades de que un bebé pueda tener ojos verdes, el color definitivo no se determina hasta el primer año del nacimiento debido a la producción de melanina. Sin embargo, está demostrado que los ojos verdes son poco comunes en todo el mundo y que la combinación de alelos que los produce no es tan usual. Lo importante es que el bebé tenga una salud buena y se desarrolle adecuadamente.