Preadolescencia: inestabilidad, hormonas y un tsunami de emociones (¿estamos preparadas?)

¡Agárrense! Llegó la preadolescencia: caos hormonal y emocional

Se acerca la temida preadolescencia, la etapa en la que nuestros pequeños se convierten en seres extraños, llenos de emociones intensas y cambios hormonales. Y como padres, ¡no estamos preparados! Pero no os preocupéis, porque en este artículo os daremos algunos consejos sobre cómo sobrevivir a esta etapa turbulenta.

¿Listas para el reto? Consejos para sobrevivir a esta etapa turbulenta

  1. Acepta los cambios: Para los preadolescentes, esta etapa puede ser una montaña rusa de emociones y cambios físicos. Es importante aceptar estos cambios como una parte natural del crecimiento. Comunica con tu hijo/a que es normal sentirse confundido y que tú estás ahí para ayudarle en todo momento.

  2. Establecer límites: Aunque los preadolescentes están en un momento en el que buscan su independencia, es importante establecer límites claros. Dialoga con ellos para establecer normas en cuanto a las redes sociales, el uso del móvil, las horas de dormir y otras actividades. Deja que ellos participen en la creación de estas reglas y haz que se sientan responsables de su cumplimiento.

  3. Fomenta la comunicación: Los preadolescentes pueden ser bastante reservados, pero es importante que se sientan cómodos hablando contigo. Fomenta la comunicación y crea un ambiente de confianza para que tus hijos sientan que pueden hablar contigo de cualquier tema. Escucha activamente y muéstrate interesado en sus vidas.

La preadolescencia puede ser una etapa difícil tanto para los padres como para los hijos, pero con una buena dosis de paciencia, amor y comunicación, podemos superar esta etapa juntos. Recuerda que el objetivo es crear un ambiente de apoyo y seguridad para que tus hijos se sientan cómodos y confiados mientras atraviesan esta etapa. ¡Ánimo, padres!