Manejo de la mordida del bebé durante la lactancia y dentición

Introducción

La lactancia es una experiencia única para las madres y sus bebés, pero ¿qué sucede cuando el bebé comienza a morder durante la lactancia? Los primeros dientes del bebé pueden salir entre los 6 y 8 meses, y esto puede dificultar la lactancia materna. Es importante que los padres estén informados sobre cómo manejar la mordida del bebé durante la lactancia y la dentición.

¿Por qué muerden los bebés?

Es común que los bebés experimenten con sus dientes al salirles los primeros dientes, por lo que puede ser normal que muerdan durante la lactancia. También puede haber otras causas, como la falta de atención del bebé o la dificultad para succionar.

Consejos para manejar la mordida del bebé durante la lactancia

Si el bebé comienza a morder durante la lactancia, es importante saber cómo manejarlo para prevenir lesiones en el pezón y seguir disfrutando de esta experiencia única.

Posición del bebé

Es importante que el bebé esté bien posicionado durante la lactancia. La cabeza debe estar ligeramente inclinada hacia atrás, lo que dificulta la mordida. La posición correcta también ayuda a que la leche fluya sin problemas.

Observa al bebé

Mira a tu bebé mientras está lactando. Si comienza a morder, retira suavemente su cabeza del pecho y di “No” con firmeza. Que tu bebé sepa que no está bien morder durante la lactancia.

Ofrece un mordedor

Durante la dentición, los bebés pueden sentir la necesidad de morder. Ofrecer un mordedor antes de la lactancia puede ayudar a satisfacer esta necesidad.

Cambia de seno

Si tu bebé comienza a morder durante la lactancia, cambia de seno para evitar más mordiscos. Puedes intentar retomar el primer seno después de que el bebé se haya calmado y haya olvidado el incidente.

Destete temporal

Si tu bebé continúa mordiendo durante la lactancia, tal vez sea necesario un destete temporal. Puedes usar un vaso o biberón hasta que el bebé aprenda a succionar correctamente. Es importante hablar con tu médico antes de hacer cambios en la alimentación de tu bebé.

Evita gritar o reír

Los bebés pueden encontrar gratificación en una reacción fuerte. Si tu bebé muerde durante la lactancia, evita gritar o reírte. De esta manera, evitarás que tu bebé intente morder de nuevo.

Haz una pausa

Si tu bebé comienza a morder durante la lactancia, haz una pausa en la lactancia durante unos minutos para que el bebé se tranquilice. Si tu bebé continúa mordiendo, es posible que no tenga hambre.

Consejos para la dentición

La dentición puede ser una época difícil para los padres y los bebés. Es importante saber cómo manejar los síntomas de la dentición para asegurarte de que tu bebé esté cómodo.

Mordedores

Los mordedores pueden proporcionar alivio para la dentición. Es importante asegurarte de que los mordedores estén limpios y sean seguros para los bebés.

Masajea las encías

Masajear las encías suavemente con los dedos limpios puede proporcionar alivio para la dentición. Puedes intentar enfriar tus dedos en agua fría antes de masajear las encías.

Ofrece alimentos frescos

Los alimentos frescos pueden proporcionar alivio para la dentición. Puedes darle cubos de frutas frescas o verduras frías a tu bebé para que mastique.

Chupete de hielo

Si tu bebé parece estar incómodo durante la dentición, un chupete de hielo puede proporcionar un alivio temporal. Es importante asegurarte de que el chupete de hielo no esté lo suficientemente frío como para causar dolor.

Evita alimentos duros

Durante la dentición, es importante evitar los alimentos duros que pueden irritar las encías del bebé. También debes evitar los alimentos que puedan presentar un riesgo de atragantamiento, como los trozos grandes de frutas y verduras.

Conclusión

La lactancia y la dentición pueden ser épocas difíciles para los padres y los bebés. Es importante que los padres estén informados sobre cómo manejar la mordida del bebé durante la lactancia y los síntomas de la dentición. Si tu bebé continúa mordiendo durante la lactancia o parece incómodo durante la dentición, habla con tu médico para obtener más consejos y orientación.