Lo que de verdad queremos las mamás de adolescentes por el día de la madre… (un abrazo que dure todo el día)

El día de la madre está a la vuelta de la esquina, y todas las mamás de adolescentes nos preguntamos qué es lo que realmente queremos de nuestros hijos en este día tan especial. Después de pensar en ello durante un tiempo, llegamos a una conclusión: ¡un abrazo que dure todo el día! Y no, no estamos hablando de la pandemia, sino de un abrazo sincero, cálido y lleno de amor de nuestros queridos adolescentes.

Lo que realmente queremos las mamás de adolescentes por el día de la madre…

  1. Comprensión y empatía: Como mamás de adolescentes, sabemos que esta etapa no es fácil para ellos. Necesitan explorar, experimentar y encontrar su lugar en el mundo. Lo que queremos es que comprendan que, aunque no estemos de acuerdo con todo lo que hacen, siempre los apoyaremos y estaremos allí para ellos cuando nos necesiten.

  2. Comunicación: A veces, es difícil comunicarnos con nuestros hijos adolescentes. Pero queremos que sepan que siempre estaremos aquí para escucharlos, sin juzgarlos ni criticarlos. Queremos que nos hablen de sus problemas, sus alegrías y sus sueños. Queremos ser sus confidentes y amigos.

  3. Tiempo juntos: Con todas las actividades escolares y extracurriculares, a veces parece que nuestros adolescentes están siempre ocupados. Pero lo que realmente queremos es pasar tiempo juntos como familia. Queremos hacer cosas divertidas juntos, reír, cocinar juntos, salir a caminar juntos, simplemente estar juntos. Eso es lo que realmente nos hace felices.

¡Un abrazo que dure todo el día! ¡Y no, no estamos hablando de la pandemia! 😂

Si hay algo que las mamás de adolescentes realmente queremos en el día de la madre, es un abrazo que dure todo el día. No queremos un abrazo rápido y superficial, sino uno que nos haga sentir amadas y queridas. Queremos sentir el amor de nuestros hijos adolescentes cada vez que los abrazamos.

Y aunque la pandemia nos ha enseñado a distanciarnos socialmente, esto no significa que tengamos que distanciarnos emocionalmente. Así que, queridos adolescentes, en el día de la madre, ¡dennos un abrazo que dure todo el día! Y no se preocupen, no nos importará si nos aplastan un poco, lo importante es sentir su amor y cariño.

En conclusión, el día de la madre no se trata de regalos costosos ni de grandes demostraciones de afecto. Lo que realmente queremos las mamás de adolescentes es sentir el amor y el cariño de nuestros hijos. Queremos que se comuniquen con nosotros, que pasen tiempo juntos y que nos abracen con todo su corazón. Así que, queridos adolescentes, denle a sus mamás el mejor regalo de todos: su amor y su cariño. ¡Feliz día de la madre!