¿Cuál es la causa de la risa en los bebés recién nacidos?

Introducción

Los bebés recién nacidos son una de las cosas más lindas en este mundo. Son pequeños, tiernos y llenos de vida, pero también son una gran incógnita para muchos padres y cuidadores. Muchas veces nos preguntamos qué sienten, qué piensan y por qué hacen las cosas que hacen. En este artículo, nos enfocaremos en uno de los comportamientos más divertidos y enigmáticos de los bebés: la risa. ¿Qué hace reír a los bebés recién nacidos? ¿Cuál es la causa de la risa en los bebés recién nacidos? Descúbrelo en este artículo.

¿Cuándo empiezan a reír los bebés?

Antes de entender qué causa la risa en los bebés, es importante entender cuándo empiezan a reír. La mayoría de los niños empiezan a sonreír alrededor de la sexta semana de vida. Sin embargo, la risa real, ruidosa, se produce más tarde, alrededor de los 3 o 4 meses de edad. Es importante tener en cuenta que los bebés son diferentes y algunos pueden reír antes o después de estas edades.

La risa como forma de comunicación

Para los bebés, la risa es una forma de comunicación. A veces, se usará como una respuesta a estímulos sensoriales, como toques suaves en la barriga o cosquillas en los pies. Otras veces, la risa se producirá cuando se interactúa con alguien, como un padre o cuidador, que actúa de una manera divertida o afectuosa. La risa también puede ser una forma de expresar alegría o felicidad.

Los bebés son curiosos por naturaleza

La risa también puede ser una respuesta a la curiosidad. Los bebés recién nacidos están constantemente tratando de entender el mundo que les rodea. Todo es nuevo para ellos, desde las texturas de las cosas hasta los sonidos y los olores. Es posible que encuentren algo gracioso simplemente porque es algo nuevo o inesperado.

La importancia del juego

El juego es una actividad vital para el desarrollo de los bebés. Proporciona estimulación sensorial y ayuda a los bebés a desarrollar las habilidades motoras, así como también habilidades sociales y emocionales. Jugar con un bebé puede ayudar a establecer un sentido de confianza y seguridad, lo que a su vez puede ayudar a fomentar una sensación de bienestar emocional y equilibrio.

Las caras y las hormonas de la risa

Las caras que hacemos cuando jugamos con un bebé también son muy importantes. Cuando hacemos caras felices y jugamos con un bebé, estamos haciendo que libere dopamina, serotonina y endorfinas en su cerebro. Estas son hormonas relacionadas con la felicidad y el bienestar. Cuando se liberan estas hormonas, el bebé se siente bien y feliz. Cuando se siente feliz, es más probable que sonría y ría.

Puede ser contagiosa

La risa también puede ser contagiosa. Cuando un bebé escucha a otra persona riéndose, es más probable que se ría también. Esto se debe a una parte del cerebro llamada corteza motora que se activa cuando una persona ríe. Esta parte del cerebro también se activa cuando vemos a alguien más haciendo algo. Por lo tanto, cuando vemos a alguien riéndose, también podemos sentir la risa, incluso si no sabemos por qué están riendo.

La risa como forma de aliviar el estrés

Por último, la risa también puede ser una forma de aliviar el estrés en los bebés. Aunque parezca extraño, cuando los bebés se enfrentan a situaciones estresantes, como el dolor o el miedo, pueden recurrir a la risa como una forma de aliviar una parte del estrés. Esto se debe a que la risa aumenta los niveles de oxígeno en el cuerpo y reduce los niveles de hormonas del estrés como el cortisol.

Conclusión

La risa es un comportamiento fascinante en los bebés. Puede ser una forma de comunicación, una respuesta a la curiosidad, una forma de establecer la confianza y la seguridad, un liberador hormonal, contagiosa y una forma de aliviar el estrés. Aunque no siempre sabemos por qué un bebé está riendo, es importante seguir interactuando con ellos de manera afectuosa y juguetona, para ayudar a fomentar su desarrollo emocional, social y físico.