¿Cuál es el término utilizado para referirse a los bebés que no lograron nacer?

¿Cuál es el término utilizado para referirse a los bebés que no lograron nacer?

Cuando un bebé no logra completar su desarrollo y no logra nacer con vida, se utiliza un término específico para referirse a él. Este término es bastante sensible y se utiliza en diferentes contextos, desde la medicina hasta consideraciones religiosas y funerarias.

En este artículo, exploraremos en detalle el término utilizado para referirse a bebés que no lograron nacer y discutiremos algunos de los desafíos y consideraciones únicas que los padres y familiares enfrentan en estas situaciones difíciles.

El término médico

En el campo médico, el término utilizado para referirse a un bebé que no logró nacer se llama «feto muerto». Este término se refiere a un embarazo que finalizó antes de las 20 semanas de gestación.

También existe otro término similar, la «muerte fetal neonatal», que se refiere a la muerte de un feto después de las 20 semanas de gestación pero antes de que tenga lugar el parto.

Consideraciones culturales y religiosas

Muchas culturas y religiones tienen consideraciones específicas relacionadas con la muerte de un bebé. En algunos casos, se espera que los bebés que no logran nacer se honren y se consideren como miembros de la familia.

Por ejemplo, en algunas comunidades indígenas americanas, se entiende que los bebés que no lograron nacer pueden regresar a la tierra y convertirse en espíritus protectores para la familia. Del mismo modo, algunas religiones cristianas tienen rituales funerarios especiales para bebés no nacidos.

Cómo hablar sobre la pérdida de un bebé

Ya sea hablando con amigos y familiares, con médicos o asistentes sociales, o simplemente con uno mismo, es normal tener dificultades al hablar sobre la pérdida de un bebé.

Una de las formas más importantes de abordar esta conversación es simplemente hablar de manera abierta y honesta. Alguien que está pasando por la pérdida de un bebé puede encontrarse con muchos silencios incómodos de amigos y familiares, pero lo que más se necesita en estos momentos es una persona que escuche sin juzgar.

Apoyo emocional frente a la pérdida

Perder un bebé puede ser una experiencia increíblemente traumática y dolorosa. Es importante entender que la recuperación no se trata sólo de seguir adelante, sino de procesar la pérdida y encontrar formas de honrar y recordar al bebé.

Los padres pueden considerar unirse a grupos de apoyo que se centren en la pérdida de bebés y fomenten el apoyo emocional, el diálogo abierto y el compartir historias.

El camino hacia la recuperación

La recuperación después de la pérdida de un bebé puede parecer distinta para cada persona, pero hay algunas pautas generales que los padres pueden seguir para ayudarse a sí mismos a sanar.

Una forma es crear un espacio sagrado para honrar y recordar al bebé. Los padres pueden planificar cómo rendir homenaje al bebé, ya sea mediante la plantación de un jardín conmemorativo, la donación a una organización benéfica en honor al bebé, o la creación de un álbum de recortes o una caja en memoria del bebé.

Recursos para padres que han perdido a sus bebés

Hay muchos recursos disponibles para padres que han perdido a sus bebés. Algunos hospitales ofrecen servicios de apoyo emocional para padres que han sufrido esta pérdida, y hay numerosos grupos de apoyo y organizaciones sin fines de lucro que se centran en la pérdida de bebés.

Para aquellos que buscan recursos en línea, la Alianza Nacional de Pérdida del Bebé es una organización sin fines de lucro que ofrece recursos, apoyo y orientación a familias que han perdido a un bebé. Además, SHARE es una organización sin fines de lucro que se centra en la educación y el apoyo emocional a padres que han perdido a un bebé.

Conclusión

Cuando un bebé no logra completar su desarrollo y no logra nacer con vida, es importante entender que hay un término específico utilizado para referirse a él. Ya sea que esté hablando con amigos y familiares, con un médico o con un asistente social, es importante hablar de manera abierta y honesta sobre la pérdida de un bebé. Al hacerlo, se puede honrar al bebé de formas únicas y encontrar formas de recordarlo y conmemorarlo.