¿Cómo reaccionan los bebés cuando echan de menos a alguien?

Los bebés son seres practicamente adorables, pero también son bastante vulnerables emocionalmente. Cuando están separados de sus padres, cuidadores o personas queridas, es común que sientan un fuerte dolor emocional. ¿Cómo reaccionan los bebés cuando echan de menos a alguien? En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Cómo perciben los bebés el mundo?

Antes de sumergirnos en el tema de cómo los bebés pueden sentir su ausencia de alguien, es necesario que sepas que, aunque no lo parezca, los bebés tienen un universo emocional complejo. Incluso recién nacidos, los bebés son capaces de experimentar emociones como el miedo o la alegría. Es por eso que, aunque no puedan identificar la razón por la que se sienten mal, pueden sentir dolor y angustia ante situaciones de separación.

¿Cómo se manifiesta en los bebés la ausencia de alguien querido?

Diferentes estudios han analizado cómo reaccionan los bebés cuando las personas que son importantes para ellos están ausentes. Al parecer, lo primero que sienten es una sensación de inseguridad. Esto se puede manifestar en llantos, berrinches y un comportamiento generalmente preocupado.

Es importante resaltar que la manera en que los bebés manifiestan su aflicción puede depender en gran medida de su personalidad y de su experiencia personal. Sin embargo, suelen haber patrones comunes. Por ejemplo, los bebés que tienen apego seguro a sus cuidadores pueden llorar momentáneamente pero recuperarse rápidamente. Los bebés que tienen apego inseguro pueden tener mayores dificultades para manejar la ausencia.

¿Cómo afecta la ausencia prolongada de alguien querido en los bebés?

La ausencia de alguien querido puede generar mayor aflicción en los bebés en la medida que se extienda el tiempo de separación. En este sentido, un bebé puede reaccionar de manera más intensa ante la ausencia de sus padres por largos periodos de tiempo que ante la ausencia de un familiar cercano por algunas horas.

Los bebés también pueden desarrollar ansiedad por separación. Esto quiere decir que pueden aprender a asociar la separación con situaciones de peligro y, por consiguiente, tener una reacción más intensa. Además, la ansiedad por separación puede generarles miedo hacia situaciones que implican separarse de sus seres queridos, como dormir en una habitación sola durante la noche.

¿Cómo pueden los padres ayudar a los bebés a manejar su ausencia?

Los padres pueden hacer mucho para ayudar a sus hijos a manejar la ausencia de alguien querido. A continuación, algunas recomendaciones:

1. Asegúrate de que tu bebé esté en las manos de una persona confiable

Si sabes que tu bebé va a estar en manos de otra persona mientras tú no estás presente, es importante que sea alguien confiable y en quien puedas confiar plenamente. Si el bebé sabe que está en buenas manos, es probable que tenga una reacción menos intensa ante la separación.

2. Familiariza a tu bebé con la separación

Los bebés aprenden por asociación. Eso significa que si se acostumbran a una situación, es menos probable que la perciban como peligrosa. Si tu bebé necesita quedarse por algunas horas con otra persona, por ejemplo, trata de hacer que se familiarice previamente con esa persona y con el lugar. Puede ser una buena idea hacer algunas visitas previas.

3. Sé cariñoso al despedirte y al reunirte

Cuando te despidas de tu bebé y al reunirte con él, asegúrate de ser cariñoso y de transmitirle seguridad amorosa. Si tu bebé sabe que lo quieres y lo extrañas, es menos probable que tenga una reacción intensa.

4. Mantén el contacto visual

El contacto visual también es muy importante. Procura mirar a tu bebé a los ojos durante la despedida y la reunión. Esto le hará sentir que estás presente, incluso si tienes que separarte temporalmente.

5. Crea una rutina

A los bebés les encanta la rutina. Si tienes que separarte temporalmente de tu bebé con frecuencia, trata de crear una rutina que haga la separación menos estresante. Por ejemplo, pueden tener una canción que siempre escuchan juntos antes de separarse y al reunirse.

En conclusión

Los bebés son seres emocionalmente complejos, que pueden experimentar sentimientos de separación y ansiedad por la separación. Aunque estos sentimientos son normales, pueden manifestarse de manera intensa y generar dolor. Los padres pueden ayudar a sus bebés a manejar la separación siendo cariñosos, transmitiendo seguridad y creando rutinas. Si tu bebé tiene dificultades para manejar la separación, es importante que consultes con un profesional.