¿Cómo actuar si el bebé se duerme mientras la madre lo alimenta?

Existen momentos en los que el bebé se queda dormido mientras está siendo alimentado, lo cual puede generar cierta preocupación en las madres, especialmente en las primerizas. ¿Será normal que suceda esto? ¿Qué debo hacer? ¿Puedo seguir alimentando a mi hijo mientras se encuentra dormido? En este artículo, te ofreceremos algunos consejos y recomendaciones para actuar de manera correcta si el bebé se duerme en plena alimentación.

¿Por qué el bebé se queda dormido mientras lo alimento?

Es común que los bebés se queden dormidos mientras están siendo alimentados, esto sucede porque están sumamente relajados y cómodos. El acto de alimentarse les genera una gran cantidad de placer y bienestar, lo que hace que se sientan seguros y tranquilos.

Además, cabe destacar que al estar mamando o tomando el biberón, succionan de manera constante, lo que les produce somnolencia. Todo esto puede influir en que se duerman mientras están siendo alimentados.

¿Debe seguir alimentando al bebé mientras está dormido?

La respuesta a esta pregunta es sí, debe continuar alimentando a su bebé aunque este se encuentre dormido. Esto se debe a que necesita la cantidad necesaria de leche para su correcto crecimiento y desarrollo.

En caso de que el bebé se duerma mientras toma el biberón, es importante dejarlo en una posición que le permita respirar tranquilamente, lo cual significa ponerlo de lado o boca arriba, evitando que la leche pueda entrar en sus pulmones y provocar una infección.

¿Cómo reaccionar si el bebé se queda dormido durante la lactancia materna?

Si está amamantando a su bebé y se queda dormido, lo primero que debe hacer es dejarlo en el pecho durante unos minutos para que termine de succionar todo el calostro y la leche que necesita. Después de unos minutos, se puede intentar cambiar a la posición de medio sentado o sentado para que termine de comer.

En caso de que no sea posible despertarlo, es importante esperar a que despierte por sí solo, evitando moverlo de lugar y permitiendo que descanse lo suficiente. Además, se debe tener en cuenta que los bebés suelen tener un patrón de sueño y alimentación muy inconexo, por lo que no hay por qué preocuparse.

¿Cómo despertar al bebé si es necesario?

En caso de que el bebé necesite ser despertado para comer o incluso para ir al baño, tienes tres opciones:

  • Cambiarle el pañal: puedes cambiarle el pañal para estimularlo y hacer que se despierte, esto es especialmente efectivo si el pañal está sucio.

  • Mojarlo con agua: mojar la parte inferior del cuerpo del bebé con agua tibia puede estimularlo y hacer que se despierte.

  • Moverlo: siempre y cuando sea de manera suave, se puede mover al bebé suavemente, tocándolo o moviéndolo de un lado a otro para que se despierte.

¿Cómo cuidar al bebé después de ser alimentado?

Después de haber alimentado a su bebé, es importante llevar a cabo ciertos cuidados básicos para asegurar su bienestar. Estos son algunos de los consejos que puedes seguir:

  • Asegúrate de que el bebé haya eructado: esto ayudará a prevenir la acumulación de gases en su estómago y reducirá el riesgo de malestar estomacal.

  • Coloca al bebé en una posición cómoda: después de haber comido, es importante colocar al bebé en una posición cómoda para que pueda digerir la leche con mayor facilidad.

  • Evita acostar al bebé inmediatamente después de la alimentación: es recomendable esperar al menos 20 minutos antes de acostar al bebé después de la alimentación, ya que esto puede provocar dolor en su estómago.

¿Es normal que el bebé se duerma mientras come?

Sí, es completamente normal que el bebé se duerma mientras come. Como mencionamos anteriormente, los bebés se sienten muy cómodos y seguros mientras están siendo alimentados, lo que puede provocar que se relajen tanto que se queden dormidos.

Además, cabe destacar que los bebés suelen tener un patrón de sueño muy irregular durante sus primeros meses de vida, por lo que no es de extrañar que se queden dormidos durante la alimentación.

¿Cuándo se debe preocuparse?

Si bien es normal que el bebé se quede dormido mientras está siendo alimentado, hay situaciones en las que puede ser motivo de preocupación. Si el bebé se duerme a menudo mientras come y parece estar perdiendo peso o no está ganando tan rápido como debería, es recomendable que consultes a un especialista.

Además, si el bebé no despierta para comer durante períodos prolongados o parece débil o demasiado somnoliento, también es recomendable que visites a tu pediatra de confianza.

En conclusión, si tu bebé se duerme mientras está siendo alimentado, no hay nada de qué preocuparse. Es normal y, de hecho, se trata de un signo de que se encuentra sumamente cómodo y seguro. Continúa alimentándolo, siguiendo los consejos que te hemos dado, y asegúrate de llevar a cabo los cuidados necesarios después de alimentarlo. Si tienes alguna inquietud, no dudes en consultar a un especialista.